04 julio 2013

MacRieve (Immortals After Dark #13) de Kresley Cole

¡¡Por fin está a la venta el último libro de Kresley Cole en la saga Immortals After Dark!!

Es increíble que después de trece libros -catorce si contamos el spin-off "The Dacians"- la serie siga manteniendo la calidad, y es que cada libro sigue atrapando a los lectores de principio a final.
A priori MacRieve no es el personaje que esperaba con más ansias, pero que se la va a hacer...

Aquí os dejo mi modesta traducción de la sinopsis oficial:

 Uilleam MacRieve creía que había enterrado los fantasmas de su niñez. Pero cuando una brutal tortura revive esas antiguas agonías y destruye su instinto de Lykae, el orgulloso escocés desea la paz que otorga la muerte. Hasta que la encuentra: una joven humana tan llena de espíritu que lo rescata del abismo.
Una belleza encadenada
Listada para una subasta, Chloe Todd es forzada a entrar en un terrorífico nuevo mundo de monstruos en el papel de esclava. Ya que va a ser ofrecida a criaturas oscuras, teme no sobrevivir a esa noche. Hasta que es reclamada por él: un atormentado inmortal con ojos capaz de romperte el corazón y cuyo tacto hace arder su sangre.
Una luna llena en el horizonte
Con los enemigos pisándoles los talones, MacRieve se aisla con Chloe en la remota casa de su juventud en las Highland. Pero una vez que la hace suya, su sensual compañera se convierte en algo más que humana, haciéndole recordar su salvaje pasado y poniendo a prueba su cordura. A punto de alzarse la luna llena, ¿podrá sobreponerse a su peor pesadilla para salvar a Chloe de...él mismo?

Fecha de publicación: 2 de julio de 2013
359 páginas
Idioma: Inglés

Mi review:   (reseña libre de Spoilers)



   



Kresley Cole no sé cómo te las has arreglado, porque tus libros son siempre una maravilla, pero con MacRieve has caído en el simplismo y en los tópicos más manidos de la novela romántica barata.

El libro está bien para pasar el rato...pero esperaba más. Siempre espero más de cada entrega de esta saga, y es que como dije más arriba, después de tantas novelas, cada una sigue siendo original aún partiendo de la misma premisa: la histora de amor entre los protagonistas.
MacRieve por el contrario es una de esas novelas que parece hecha con un molde y me temo que se debe a la carga de trabajo que se ha impuesto Cole, pues como recordaréis, ha comenzado a publicar otra saga. No se pueden escribir tantos libros en un año sin que se resienta la calidad de los mismos.
Personalmente creo que no debe alargar Immortals After Dark hasta el infinito, pues acabará por desgraciarla. 
¡No te conviertas en una Christine Feehan! (si habéis leído la saga cárpata sé que me entenderéis....)

El libro comienza con una aparición estelar de Nix, pues como ya sabéis es ella quien anda detrás de los chivatazos a Webb. Ni que decir tiene que como siempre que aparece en acción, Nix se sale.
A continuación conoceremos a Chloe, la protagonista mas sosa y ridícula hasta el momento, a pesar de que ella misma se considera toda una luchadora, pues es jugadora de fútbol... De ella es ridículo hasta su apodo futbolístico: baby T-Rex. Es que no se puede ser más cursi.
Pero no todo es malo en este personaje, a pesar de que le falta fuerza, no se puede negar que tiene valor y que a pesar de todas las desgracias que le toca experimentar, en ningún momento se viene abajo. Eso al menos es admirable en ella. Eso sí, me hubiera gustado que sacara las garras.

En cuanto a nuestro protagonista masculino, Uilleam MacRieve, por donde empezar...es que no tiene desperdicio alguno.
Will -al que así llaman los familiares y amigos, ya que parece que nadie es capaz de pronunciar correctamente su verdadero nombre escocés-, es un amargado a raíz de un trauma que arrastra desde la niñez. Se odia a sí mismo y le dan igual todos los esfuerzos de su pobre hermano Munro por ayudarle.
Durante todo el transcurso de la novela, no deja de comerse la cabeza y de maltratar a Chloe a la que desprecia hasta el punto de vomitar.

Lo que resulta más cansino de todo no es solo el constante drama en el que se ve envuelto MacRieve -¡después de nueve siglos, por dios!- y sus constantes maltratos y desprecios a Chloe, sino el hecho de que el libro no tenga prácticamente nada de acción. 

Lo mejor del libro es Munro, todo un héroe, al que, por cierto, está dedicado el epílogo. En él se perfila lo que será su futura novela y, aunque la trama era previsible, tengo que decir que tiene muy buena pinta. Seguro que será un buen libro lleno de acción y del romance al que Cole nos tiene tan acostumbradas.

He echado de menos una aparición más extensa de Nix y que se aportara algo más al tapiz general de la saga, pues no se sabe nada del resto de facciones y personajes.