24 abril 2013

Sant Jordi 2013




Este ha sido mi primer San Jordi y debo decir que solo por esta fiesta, ya me han conquistado los catalanes, jeje.
Es una maravilla y un lujo tener a tantísimos autores de renombre distribuidos por toda la ciudad, firmando libros y charlando con los lectores. ¡Sencillamente fantástico!
Esto además de lo romántico de la fiesta, en la que para aquellos que no lo sepáis, las mujeres reciben una rosa y los hombres un libro. A diferencia de San Valentín, no tiene que provenir de la pareja, sino que se regalan entre seres queridos.
Eso sí, debo confesar que creo que los hombres salen claramente ganando con esta tradición, pues yo prefiero un libro, aunque que conste que tampoco le hago ascos a la rosa ;)

Además de lo bonito de la fiesta y de la ilusión que a todos los lectores empedernidos nos hace el conocer a nuestros autores favoritos y que éstos nos firmen un libro, también es increíble el buen humor de todo el mundo este día y el ambientazo que hay por toda la ciudad, como se puede comprobar en las siguientes fotos.



Imagen de La Rambla y de Plaza de Cataluña


El único punto negro del día fue la cancelación de Ana Mª Matute, a la que yo tenía muchísimas ganas de conocer y, por qué negarlo, estaba deseando que me firmara "Olvidado Rey Gudú", uno de mis libros favoritos y creo que el que más veces he releído. 
Parece ser que Matute (¡quien alcanza ya los 88 años!) enfermó y se vio obligada a cancelar el acto. Desde aquí le deseo una pronta recuperación, esperando que el año próximo pueda acudir y charlar con sus lectores.

Sin embargo, y a pesar de esta pequeña decepción, el día fue bastante bien aprovechado, pues pude conseguir saludar a otro de mis autores favoritos, Eduardo Mendoza. Como veis, cuando me vio llegar casi con un carrito con sus últimas novelas, y le pregunté si podía firmarme tantos libros, ¡se echó a reir!
Ni que decir tiene que me los dedicó todos y fue simpatiquísimo. Se nota que tiene un gran sentido del humor (si es que quedaba alguna duda).

Matilde Asensi, otra incombustible del día, también fue encantadora con todos sus lectores y no dudó en levantarse de la silla para hacerse fotos con todos aquellos que se lo pidieron. 
Se notaba que estaba de muy buen humor por el contacto con sus lectores. 



Eduardo Mendoza en el stand de Rambla de Cataluña y Matilde Asensi en Paseo de Gracia


Había muchos autores interesantes firmando libros, qué lástima no poder haberlos saludado a todos, pero había que elegir.
Aquí podéis ver a dos de los más esperados, Risto Mejide y Miguel Ángel Revilla, quien fue recibido a gritos de ¡Presidente!.
Revilla es realmente un showman, eso no se le puede negar. Hizo esperar un poco a sus lectores, pero fue debido a que venía de una firma anterior de la que no se marchó hasta haber firmado y saludado a todos los que acudieron. En el stand de Casa del libro hizo lo mismo, cosa que le honra.
Detrás de Risto podéis ver en la foto a Cristián Gálvez y Frank de la Jungla, el friki del día, quienes también presentaban libros.
Había tanta gente haciendo cola en los stands callejeros de Casa del Libro que resultaba muy agobiante. Por suerte, nosostros nos fuimos antes de que el embotellamiento obligara a los empleados de Casa del Libro a desalojar a la gente a través de la tienda.


Risto Mejide y de fondo Cristián Gálvez / Miguel Ángel Revilla en Casa del libro

Tras una breve pausa para almorzar, nos dirigimos a conocer a uno de los grandes mitos del país, el gran Francisco Ibáñez
¡Tenía una cola  kilométrica! Pero él se tomó su tiempo firmando cada tebeo con un dibujo de Mortadelo personalizado. Además de hacerse fotos con cada lector que se lo pidió.
Como dato anecdótico para que os hagáis una idea de la cantidad de gente que esperaba para conocerlo, nosotros llegamos de los primeros y aún así estuvimos esperando una hora y media en la cola.

Al lado de Ibáñez estaban otros dos pesos pesados, Carlos Ruiz Zafón y la reina de la novela romántica española, Megan Maxwell, quien charlaba animadamente con sus numerosísimas lectoras.


Ibáñez personalizando una dedicatoria / Megan Maxwell y a su izquierda Carlos Ruiz Zafón


En estas últimas fotos podéis ver la carpa que tenía Tv3 en Plaza de Cataluña, desde la que retransmitía en directo, y una foto de unas rosas  preparadas para regalo en un puesto de la Rambla de las Flores. 


Una de las cosas que no me ha gustado nada, ha sido ver casetas de partidos políticos mezcladas a lo largo de la Rambla junto con las de las librerías. ¿Qué necesidad tenían de politizar una fiesta tan bonita? No se libra ni un partido, es increíble. Les gusta estar hasta en la sopa, vaya gente.

El día después ya podemos hacer balance del San Jordi de este año y, para sorpresa de todo el mundo, ha sido totalmente positivo. Las ventas se han mantenido a pesar de la crisis, de hecho, se ha vendido el 8% de los libros de todo el año, facturándose 18 millones de euros, casi ná.

Si tenéis curiosidad por ver los más vendidos, podéis encontrarlos aquí
Espinosa y Falcones han arrasado un año más.

¿Me pregunto como habrán ido las ventas de "Adiós Princesa" de David Rocasolano....
Por si no lo sabéis, está censurado, sí, sí, CENSURADO. Esto es Spain señores, se nos llena la boca de democracia y luego censuramos libros. No me queda otra que pensar que el primo de LetiZia (Lady of Spain según Andrew Morton) cuenta verdades como puños de dicha interfecta.